¿Por qué organizar una Reunión o Congreso en Uruguay?

Uruguay brinda un entorno ideal para la realización de congresos, conferencias y viajes de incentivo no sólo en la capital sino también en otras ciudades de gran atractivo turístico, como Colonia y Punta del Este. Las ciudades uruguayas tienen la ventaja de tener “todo” al alcance de la mano y ofrecer al visitante múltiples alternativas de esparcimiento aún para quienes llegan con ajustados cronogramas de trabajo.

Seguridad, profesionales de primer nivel, servicios y tecnología de punta son algunas de las ventajas comparativas de Uruguay para el desarrollo del Turismo de Reuniones. Durante 2016 Uruguay recibió un total de 262 Congresos de los cuales 78 fueron Internacionales, 52 Regionales y 132 Nacionales. A diferencia del 2015, los Internacionales incrementaron significativamente, pero los regionales y nacionales disminuyeron.

El crecimiento del denominado Turismo de Reuniones, no es casual. Uruguay lleva adelante programas de apoyo a la captación de eventos internacionales y contempla beneficios como la exoneración de I.V.A. a la contratación de salas.
Muestra de ello es la diversidad de organizaciones de prestigio que han elegido Uruguay para llevar a cabo sus encuentros. El Congreso Mundial de ICCA (2005), la Cuarta Conferencia de las Partes COP4 (2010), el X Congreso Mundial de Medicina Perinatal (2011), la CII Reunión de las Asambleas de Gobernadores BID, la XXII International Symposium on Metal ions in Biology and Medicine (2013) y la XXX Conferencia Interamericana de Contabilidad (2013), son solo algunos ejemplos de los últimos años.

Fuente: Ministerio de Turismo

http://turismo.gub.uy/index.php/que-hacer/turismo-de-reuniones


Punta del Este

Donde el lujo y la naturaleza convergen Punta del Este es reconocido internacionalmente como uno de los principales balnearios de América y el más exclusivo de la región. Se ubica en el departamento de Maldonado, a sólo una hora y media de la capital del país. Lujosas residencias de veraneo, altos edificios de apartamento frente al mar, enormes yates en el puerto, hoteles y restaurantes de lujo lo transforman en el balneario de mayor glamour de América.

No en vano, fue elegida como destino de veraneo por grandes celebridades como el diseñador Ralph Lauren, el jugador del fútbol Zinedine Zidane, el cantante de Metallica James Hetfield o la colombiana Shakira. Recorriendo la ciudad el visitante encuentra una amplia oferta recreativa, que incluye sala de exposiciones, restaurantes, pubs, discotecas, tiendas de antigüedades, galerías de arte, cines, teatros y una agitada vida nocturna. La ciudad balnearia es elegida para la realización de grandes fiestas de lujo, desfiles de moda de marcas de prestigio y una amplia gama de propuestas culturales de gran dimensión como el Festival Internacional de Jazz, el Festival Internacional de Cine o exposiciones de artistas contemporáneos de renombre.

Punta del Este es también un destino natural único. Con más de 20 kilómetros de costa y altas sierras que miran al mar, el balneario también ofrece encantadores rincones y paisajes para quienes llegan en busca de una tranquilidad absoluta.

El punto de encuentro de sus dos playas más famosas, Playa Mansa y Playa Brava, supone el fin del Río de la Plata y el comienzo del Océano Atlántico. El balneario creció hacia el Oeste formando Punta Ballena y hacia el Este creando La Barra y José Ignacio. La diversidad de su costa y sus arenas finas y blancas la hacen un destino ideal para la realización de deportes como el surf, windsurf, jet-ski, motonáutica, vela, pesca y yachting. En tierra firme, los turistas también encuentran escenarios privilegiados para la práctica de otros deportes como el polo, el golf, el tenis o el rugby. En síntesis, Punta del Este, es sinónimo de un sinfín de alternativas para satisfacer las necesidades de los paladares turísticos más exigentes y heterogéneos.

Fuente: Ministerio de Turismo

http://www.turismo.gub.uy/index.php/lugares-para-ir/region-este/ciudades/punta-del-este


Colonia del Sacramento

Un barrio histórico patrimonio de la humanidad, quesos que dan que hablar en todo el mundo, y óptimas condiciones náuticas son algunos de los motivos por los que no podés dejar de visitar el oeste.
Colonia del Sacramento es uno de los más importantes referentes turísticos del Uruguay, recibiendo miles de visitantes durante el año. A tan sólo una hora de Buenos Aires por barco, y a dos horas de Montevideo por carretera, Colonia del Sacramento es un remanso donde el visitante se encuentra con la cultura, la historia y la magia de un destino ineludible en el Río de la Plata. El encanto de la ciudad está vinculado a la particularidad de su historia.

Fundada en 1680 por el portugués Manuel Lobo, la ciudad pasó de dominio portugués a dominio español varias veces, hasta la Declaratoria de Independencia de la Banda Oriental en 1825. Estos sucesos hicieron del Casco Histórico de la capital coloniense un crisol de estilos arquitectónicos y urbanísticos en el que conviven estilos coloniales típicamente portugueses y viviendas de porte español.
El Casco Histórico de Colonia del Sacramento, declarado Patrimonio Mundial por UNESCO en 1995, atrae a turistas de todo el mundo y es escenario de innumerables producciones fotográficas que buscan captar la magia del lugar.

Caminar por sus empedradas e irregulares calles permite rememorar la historia, y disfrutar de un paisaje único con vistas privilegiadas del Río de la Plata. La enigmática Calle de los Suspiros, pavimentada con piedras de cuña, posee un encanto único, capaz de transportar al visitante a un mundo de ensueño.

Una visita guiada por el Casco Histórico de Colonia del Sacramento permite sumergirse en la historia y acercarse al rico legado cultural de la ciudad. Museos, teatro, arte, artesanías y una buena gastronomía complementan un abanico de posibilidades para el visitante. Además, la ciudad ofrece al visitante una vasta oferta hotelera de calidad, con opciones que van desde cadenas de hoteles internacionales a las típicas posadas, alojadas en antiguas casas coloniales, así como una gran variedad de alegres y pintorescos restaurantes.

Siguiendo por la rambla de la ciudad, paseo que muchos eligen hacer en bicicleta, se llega al Real de San Carlos, antiguo enclave militar español. Allí se encuentra la iglesia de San Benito, con su imagen de santo negro, y el emprendimiento de Nicolás Mihanovich, que a comienzos del siglo XX desarrolló en este lugar un complejo turístico al gusto de la época y que actualmente posee su principal ícono en la Plaza de Toros.
Como parte del encanto de la ciudad, Colonia del Sacramento seduce con sus atardeceres sobre el Río de la Plata cargados de color y magia. La vista desde el faro o desde el muelle viejo es, sin duda, un espectáculo que seduce a los sentidos. Consulte sobre circuitos turísticos y paseos guiados.
Fuente: Asociación Turística de Colonia

Fuente: Ministerio de Turismo

http://turismo.gub.uy/index.php/lugares-para-ir/corredor-pajaros-pintados/ciudades/colonia-del-sacramento